sábado, 8 de agosto de 2015

VALIENTE PARA DIOS



World Challenge


“Y David iba adelantando y creciendo, y Jehová de los ejércitos estaba con él” (1 Crónicas 11:9).





 
Los poderosos guerreros de 1 Crónicas 11 ayudaron a David a conquistar una nueva capital para su reino, una historia contada en los versículos 4 al 9. La moderna nación de Israel había hecho una gran celebración del cumpleaños número 3.000 de esta ciudad, Jerusalén, como el centro de la vida judía.

No fue un premio fácil. Los jebuseos que vivían en Jerusalén dijeron a David en forma rotunda: “De ninguna manera, esta es una ciudad fortificada, y no lograrás entrar". De hecho, 2 Samuel 5:6 registra su insulto diciendo: “Pues aun los cojos y ciegos te echarán”.

Así es con todo intento de hacer algo significativo para Dios. Nunca es sencillo. Siempre que Dios nos mueve a establecer Su reino en un nuevo lugar, es seguro que el enemigo se burla de nosotros. El diablo siempre trata de convencernos de que hemos abarcado mucho esta vez y que pronto seremos humillados.

Pero David y sus guerreros siguieron adelante. Ellos no se volvieron atrás. De hecho, David hizo una oferta inusual: “El que primero derrote a los jebuseos será cabeza y jefe” (1 Crónicas 11:6).


Esto significaba ser el primero en subir la colina enfrentándose a los soldados bien armados posicionados sobre las gruesas murallas, que estaban a la espera de hacer llover flechas y piedras. Joab, el joven sobrino de David, sin embargo, aprovechó la oportunidad para llevar a cabo esta hazaña.

Él irrumpió primero en la ciudad, y de esta manera se convirtió en general jefe de David por muchos años. 

Esa no es la forma cómo seleccionamos a los líderes en la iglesia de hoy, verdad?

Nos guiamos por su hoja de vida, antigüedad, imagen, educación, y una docena de otros criterios humanos. Por el contrario, David buscaba valentía y audacia en el campo real de batalla.

Si somos lo suficientemente valientes como para ir al ataque espiritual, a ser poderosos hombres y mujeres de oración y fe, no hay límite a lo que Dios puede lograr a través de nosotros.


__________

Jim Cymbala comenzó la iglesia Brooklyn Tabernacle con menos de veinte miembros en un pequeño y deteriorado edificio en una parte difícil de la ciudad. Nacido en Brooklyn, es un viejo amigo de David y Gary Wilkerson, y un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes patrocinadas por World Challenge en todo el mundo.

_____________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios Anónimos, solo con cuenta de Google (Gmail). Gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...