sábado, 7 de junio de 2014

Entretenimiento y "Diversión" Juvenil en las Congregaciones Cristianas...



Paul Washer














______________________


VCeI


Existe una contradicción hoy en las congregaciones cristianas en donde se predica el Verdadero Evangelio, en muchos casos no se conoce lo que es el "normal funcionamiento de una Iglesia", como tampoco lo que es una Iglesia Bíblica en un sentido completo. 

Aun en aquellas que se predica la Sana Doctrina, existe una increíble deformación de lo que significa un orden de prioridades, no se sabe exactamente cual es el rol exacto de cada miembro, se acepta que existan miembros sin actividad, se acepta que existan oidores pasivos, como quien va a una sala de cine, o a ver un espectáculo deportivo,...la vida cristiana es mucho mas que eso.

Existe hoy una enorme falla en el plano eclesiológico.

No intentamos copiar y pegar algunos versículos que pueden llegar a quedar inconexos entre si, solo recomendaríamos leer todos los libros de Pablo, que en estos aspectos, como en tantos otros, transmite verdades únicas y que son difícil de plasmar en una sola nota.

La Iglesia primitiva, que no respondía a estructuras, es un excelente ejemplo que Dios nos dejo para todo aquel que busque hacer Su Voluntad.

En segundo lugar en importancia recomendamos también leer el libro de Watchman Nee "La vida cristiana normal de la Iglesia", disponible su lectura en linea y descarga en el siguiente link:



Sirve, entre varios puntos, para aclarar el rol del "apóstol", termino tan deformado por el satánico movimiento de la prosperidad, sucede algo parecido con la palabra "prosperidad", para todo aquel que hoy busque agradar a Dios, se le hace difícil pronunciar tan solo esa palabra, no es que Dios no prospere, pero obviamente no lo hace en el sentido que los apostatas le dan. El sentido bochornoso que en los últimos tiempos se le adjudicó a esas palabras, hace que tengamos sumo cuidado al utilizarlas.


Del libro recomendado, rescatamos al respecto de lo anteriormente comentado lo siguiente:



"Nuestro Señor dijo: “El siervo no es mayor que su señor, ni el apóstol [griego] es mayor que el que le envió” (Jn. 13:16). Aquí tenemos una definición de la palabra “apóstol”. Implica ser enviado, eso es todo, y en eso consiste todo. Por muy buenas que sean las intenciones humanas, nunca pueden tomar el lugar de la comisión divina. Hoy en día aquellos que han sido enviados por el Señor a predicar el evangelio y a establecer iglesias se llaman a sí mismos misioneros, no apóstoles; pero la palabra “misionero” significa exactamente la misma cosa que “apóstol”, es decir, “el enviado”. Es la forma latina del equivalente griego, apóstolos. Puesto que el significado de las dos palabras es precisamente el mismo, no veo la razón por la cual los verdaderos enviados de hoy prefieren llamarse misioneros en vez de apóstoles".
 

 

No olvidar:


Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación:



1Tesalonicenses 


5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; 5:22 absteneos de toda forma de mal.



Que Dios les Bendiga.




___________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios Anónimos, solo con cuenta de Google (Gmail). Gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...