lunes, 14 de enero de 2013

Actitud

Gary Wilkerson

El desánimo puede dificultar, pero nunca puede detener el plan de Dios para la victoria.

Gedeón luchó contra 100.000 soldados enemigos con su grupo de 300 y obtuvo una victoria tan enorme que sólo quedaron 15.000 de los enemigos. Después de la victoria algunos de sus hermanos le preguntaron: “‘¿Qué es esto que has hecho con nosotros, no nos llame cuando fuiste a pelear contra Madián? ’ Y ellos le acusaron ferozmente” (Jueces 8:1, NVI).

Jueces 8:1 Pero los hombres de Efraín le dijeron: ¿Qué es esto que has hecho con nosotros, no llamándonos cuando ibas a la guerra contra Madián? Y le reconvinieron fuertemente. (RV 1960 nota de VCI)

La gente de la propia nación de Gedeón cuestionó su liderazgo, sus decisiones, sus motivos y sus acciones. Algunos de nuestros mayores desalentadores, aquellos que luchan hasta desgarrarnos el alma, a menudo no están en el campo de batalla de la vida, sino en la comunidad de los creyentes.

A veces, nuestros propios hermanos y hermanas lanzan acusaciones contra nosotros y parecen encontrar mucho de qué quejarse. Esperamos que ese tipo de cosas de nuestros enemigos, pero podemos ser atrapados con la guardia baja y sorprendidos cuando uno de nuestros propios hermanos ferozmente nos acusa.

Gedeón no se desanimó, no se distrajo ni disminuyó en su fe; al contrario, cuando él fue cuestionado, ¡Se quedó en la batalla! Me encanta lo que hizo: "Y él les dijo: '¿Qué he hecho yo en comparación con vosotros?'"(8:2). Gedeón estaba diciendo a sus acusadores: "¿Cuáles son mis victorias en comparación con la suya?" En lugar de enojarse y pelear con ellos.

Gedeón hizo lo que Nehemías había hecho cuando estaba construyendo el muro y sus enemigos le dijeron: "¡Baja de ahí. Tenemos que hablar de lo que estás haciendo "Nehemías respondió a sus enemigos," No tengo tiempo para hablar de lo que estoy haciendo. Estoy muy ocupado haciendo."(Nehemías 6:1-9).

La Biblia dice que Gedeón y sus 300 hombres ". . . llegaron al Jordán y lo cruzaron. . . cansados, mas continuando la persecución."(Jueces 8:4). Gedeón eligió volver a la guerra contra el enemigo. Él cruzó al otro lado del río y volvió a la batalla que Dios lo había llamado a luchar.

Cuando usted vive la misión a la que Dios le ha llamado, cuando usted no es desalentado y disuadido por lo que los otros dicen sobre usted; cuando es su santa ambición hacer lo que Dios le ha llamado a hacer, esto se convierte en su victoria.

Concéntrese en su batalla, manténgase concentrado en su llamado y ¡Dios le dará la victoria!


Fuente: http://www.worldchallenge.org/es/node/21307 


__________________________________


Steve Lawson

Luego de hacer clic sobre "play" hacerlo sobre "subtitulos".





__________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permiten comentarios Anónimos, solo con cuenta de Google (Gmail). Gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...